Pedir Presupuesto

gijon y alrededores

Nos desplazamos a cualquier municipio de Gijon realizando todo tipo de trabajo en carpintería: Oviedo, Avilés, Siero, Langreo, Mieres, Castrillón, San Martín del Rey Aurelio, Corvera de Asturias, Villaviciosa, Laviana, Llanes, Cangas del Narcea, Valdés, Lena, Aller, Grado, Gozón, Tineo, Carreño, Navia, Pravia, Piloña, Cangas de Onís, Ribadesella, Parres, Salas, Nava, Noreña, etc.

TAMBIEN POR WHATSAPP!

Pedir Presupuesto 651526961

Consejos para comenzar a trabajar la madera como hobby

La madera como hobby

La carpintería es un arte que puede acabar convirtiéndose en un hobby, cosa que no es de extrañar. ¿Os gusta trabajar con la madera y queréis aprender más? Pues aquí van unos consejos para empezar a trabajar la madera como hobby y poder seguir con éxito en el camino hasta convertirse en un profesional

Lo primero de todo es la organización, ya que si bien se trata de un hobby muy bonito necesitará espacio, y bastante dependiendo de a qué nivel queráis llegar. Por ello sería interesante que tuvierais un espacio dedicado en casa (la terraza, etc.) Además necesitaréis saber qué tipo de herramientas necesitaréis, por lo que primero os tendréis que hacer una pregunta, ¿qué queréis hacer? Muebles, pequeñas piezas decorativas, etc. Dependiendo de ello el surtido de herramientas puede ser amplio.

Aquí va un consejo obvio: aprended a utilizar las herramientas. Puede que parezca muy sencillo manejar una caladora o un taladro de mesa, pero son herramientas peligrosas que mal empleadas pueden causar muchos problemas. Mirad la operativa y las medidas de protección en los manuales, pues nadie mejor que el fabricante para advertir sobre su máquina.

Tiempo. Si no tenéis mucha mano aún tomad el tiempo que consideréis, ya que las prisas, en la carpintería, os asegurarán un trabajo mal acabado y puede que algún susto. Además de que después puede que tardéis más intentando arreglar los errores y el resultado sea peor. Y en caso de que tengáis dudas sobre cómo quedará el corte, el remate, el color, o lo que sea, probad primero con un trozo de madera de baja calidad. Ahí os podréis hacer una idea antes de estropear una lámina de roble.

Y finalmente dos miniconsejos: sed precavidos con las medidas de seguridad y tened un plan sobre el cuál hacer la pieza en cuestión. No vayáis improvisando.